✅ Cinco ríos para visitar en Puerto Plata

0
1551

Te contamos qué ríos tienen una impresionante belleza natural en la Novia del Atlántico ✅

Una de las provincias más ricas en recursos naturales de la República Dominicana es Puerto Plata. Este lugar, desde hace años, es uno de los principales destinos turísticos de la media isla ya que se encuentra en la costa atlántica norte del país y cuenta con impresionantes playas y ríos.

Los aventureros Carlos Torres (@carlostorresrd) y José Castillo (@aquamanrd) comparten con Estilos cinco recomendaciones de ríos en esta provincia para tener en cuenta en nuestra próxima visita a la zona. Cada lugar tiene una belleza única que lo hace especial.

                  1. Rio Sonador, Yásica, Puerto Plata

Según Carlos Torres, en las montañas del municipio de Yásica, en la provincia de Puerto Plata, se encuentra este hermoso río de aguas cristalinas, muy refrescante: «Un lugar perfecto para venir con toda la familia por su bajo nivel de dificultad, ya que sólo hay que caminar 15 minutos en la montaña para llegar a su caudal», dice.

El río consta de tres partes: El Palo, Cortina 1 y Cortina 2; si sigues subiendo puedes acercarte a su nacimiento, pero debes tener mucho cuidado porque algunas de sus partes son profundas.

Este lugar se encuentra dentro de una propiedad privada y para acceder a él hay que pagar RD$150 pesos para entrar. Para visitarlo se recomienda llegar en un vehículo alto porque en el camino a la finca hay subidas y bajadas.

2. Charco Los Militares, Puerto Plata

Otra de las maravillas ocultas de Puerto Plata es sin duda el Charco de los Militares. Según Aquamanrd este es uno de esos lugares donde te sientes literalmente en el paraíso gracias a la increíble vegetación y al color azul turquesa de sus aguas (según Aquamanrd este color se debe a un mineral que vive en las rocas del río). Este lugar se encuentra en la comunidad de Tubagua.

«Es un recorrido muy agradable, no requiere de una gran condición física para disfrutarlo ya que la ruta hacia el río es mayormente plana con algunas subidas. Al llegar te encontrarás con tres cascadas, unas más profundas que otras y para llegar a ellas tendrás que caminar alrededor de una hora por un sendero montañoso; al llegar tendrás que escalar algunas rocas hasta cruzar al otro lado, donde te espera el hermoso Charco de los Militares para darte un buen baño en sus aguas turquesas», señala.

El nombre de Charcos de Los Militares viene dado por una leyenda urbana que cuentan los habitantes de esta localidad: dicen que en tiempos de la dictadura de Trujillo un grupo de soldados desertó dejando sus uniformes en las aguas cristalinas de estos charcos, lo que se cree que es el origen de su nombre.

El aventurero recomienda visitar el lugar con ropa y calzado cómodos, además de llevar agua para hidratarse durante el recorrido y una bolsa para recoger los residuos.

3. Los 27 Charcos de Damajagua, Puerto Plata

Este increíble monumento natural se encuentra a aproximadamente media hora de la ciudad de Puerto Plata y es una de las principales atracciones de la ciudad; aquí se puede hacer una caminata por colinas llenas de espesos bosques y saltar en los charcos y piscinas del río Camú. El recorrido tiene una duración aproximada de dos horas y media y al inicio de la experiencia disfrutarás de toboganes naturales, cuevas y aguas cristalinas que descienden de la montaña para pasar un día de aventura y mucha diversión. El recorrido es acompañado por guías de la comunidad y el uso de chalecos salvavidas y cascos es obligatorio, explica Carlos Torres.

El recorrido tiene 27 cascadas, hay que elegir cuántos saltos se quieren hacer y el precio varía. El parque abre todos los días desde las ocho de la mañana hasta las tres de la tarde. «No te pierdas esta aventura, te encantará».

4. La Rejoya, Juan de Nina, Puerto Plata

La República Dominicana está llena de tesoros que esperan ser descubiertos, y las hermosas cascadas que custodian el río Camú, en la comunidad de Juan de Nina en Puerto Plata, son una muestra de ello. Para los aventureros esta es una de las muchas bellezas que pueden encontrar al explorar este lugar.

«Un recorrido que es bastante agradable si eres amante del senderismo por la intensidad que vives mientras recorres cada tramo, porque llegar a ellos es toda una travesía, pero una vez que lo logras y puedes bañarte en sus cristalinas aguas turquesas sientes que valió la pena; llegar hasta aquí es una experiencia maravillosa y refrescante, una experiencia increíble», dicen.

Si vienes debes estar preparado para caminar varias horas, subir montañas y deslizarte por algunos tramos incómodos; hay que cruzar el río Camú (una hora aproximadamente) para llegar a La Rejoya, por lo que es recomendable venir con un guía experimentado que conozca la ruta para no perderse, además de estar en buena condición física. Es bueno saber que después de algunos años sólo se permite el acceso a las dos primeras cascadas, las otras han sido destinadas a abastecer de agua a la comunidad por lo que no permiten el ingreso de nadie, para evitar la contaminación. Recuerda llevar tu basura y dejar el lugar mejor de lo que lo encontraste.

  5. Río Martinico, Sosúa, Puerto Plata

El aventurero acuático José Castillo comenta que Sosúa es conocido por sus hermosas playas y pocos saben que en este municipio podemos encontrar ríos como este.

Este lugar se llama Río Martinico, ubicado en Madre Vieja, Sosúa, Puerto Plata. Es muy visitado por quienes viven en Madre Vieja y poco conocido por el resto del país. Cabe mencionar que si usted visita esta comunidad, tendrá acceso al río Yásica. Este río es de fácil acceso, está justo en la carretera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí