Así no

0
340

Delicada, sumamente delicada, es la profesión de un controlador de tráfico aéreo, porque no es una ni dos, sino miles de vidas que esa persona tiene bajo su responsabilidad cuando aeronaves procedentes de diferentes destinos solicitan permiso para aterrizar, por lo que intentar paralizar ese servicio, como infructuosamente ha ocurrido en los últimos días, es algo negativo.

Entendemos que si la Asociación Dominicana de Controladores Aéreos (ADCA) quiere mayores conquistas para sus miembros debe encaminar sus reclamos utilizando otros métodos, incluyendo el diálogo, pero intentar que un avión dure horas sobrevolando el territorio nacional por no poder aterrizar por falta de ese servicio, es algo peligroso.

 

Privilegio

No es un secreto para nadie que dentro de los servidores públicos, los controladores de tráfico aéreo son de los empleados estatales mejor pagados y que más beneficios obtienen, incluyendo ser muchos de ellos enviados fuera del país, con todos los gastos cubiertos, a realizar cursos y lograr una mayor preparación.

Aunque estamos de acuerdo con el derecho que tiene cada persona, de manera especial el servidor público, de mejores condiciones de vida, existen los canales suficientes para hacer sus peticiones, sobre todo si quienes dirigen las instituciones así lo reconocen y están dispuestos al diálogo.

 

Competencia

Una abierta competencia hay entre policías, militares y civiles -que representan empresas que ofertan servicios diversos- en el alquiler de celulares, pero en dólares, a los pasajeros que llegan al país y que a la salida de Aduanas necesitan llamar a un familiar o amigo.

La situación es tal, que se ha convertido en algo “asqueante” porque esos personeros hasta asedian a viajeros ofreciéndoles sus celulares en alquiler si necesitan llamar. Todo el mundo sabe a quienes me estoy refiriendo. Dejen esa práctica y cumplan con su verdadero rol.

Atención

Es penoso y deprimente que una persona acuda a uno de los baños del Aeropuerto de las Américas y tenga que salir al pasillo a pedir un pedazo de papel para limpiarse las manos, como hemos observado en los últimos días en algunas áreas de la terminal.

Se impone que la Empresa Aerodom obligue a los ejecutivos de la Compañía Janser, que es la que tiene a su cargo los servicios de limpieza, a que actúe con más responsabilidad o que le quite el contrato, y punto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí