Banco Central RD: El plan de recuperación del Turismo sigue generando un impacto positivo

0
83

El Banco Central de la República Dominicana, en aras de la correcta constitución de los agentes económicos y del público en general, y como parte de su compromiso con la transparencia y la difusión oportuna de los datos, informa datos preliminares sobre el comportamiento de la actividad económica a partir de noviembre de 2020.

A través de un comunicado de prensa, el BCRD destaca que los datos preliminares del Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) correspondiente a noviembre de 2020 muestran una variación interanual del -3,4%, más favorable que el -4,3% registrado en octubre y que refleja una mejora sustancial de 26,4 puntos porcentuales en comparación con la observada en abril (-29,8%), es decir, una contracción nueve veces menor que el punto más crítico de la crisis. Este resultado de noviembre, combinado con un rendimiento del -7,7% de enero a octubre, sitúa el cambio medio de la economía en el período enero-noviembre de 2020 en el -7,3%, una mejora con respecto a los resultados del -8,5% y el -8,1% acumulados al final del segundo y tercer trimestres del año respectivamente.
Cabe destacar que el promedio ponderado de todas las actividades económicas, excluidos los hoteles, bares y restaurantes, muestra una variación interanual positiva por primera vez desde el impacto negativo de COVID-19 en la actividad económica, registrando un crecimiento del 0,2% en noviembre, como se muestra en el gráfico siguiente.

Otro aspecto relevante a destacar es el desempeño del sector de la Construcción, que muestra tasas de crecimiento interanuales positivas del 2,5% y 2,6% en octubre y noviembre respectivamente. Estos cambios son significativos, si consideramos que en los mismos meses del año anterior esta actividad registró un aumento promedio del 13,8%. Estos resultados son un preámbulo de que la economía pronto entrará en un ciclo de expansión en 2021.

Además, al evaluar las tendencias del PIB en términos no estacionales, es decir, al aplicar un filtro o un procedimiento estadístico para comparar el rendimiento de la economía entre dos trimestres consecutivos, se observa que la economía está en vías de una recuperación sostenida. Estas comparaciones entre trimestres son la práctica de cálculo habitual de países como los Estados Unidos de América y han sido incorporadas por varias naciones de la región en el contexto de la pandemia, lo que permite apreciar mejor la recuperación económica después del punto más crítico experimentado durante el confinamiento mundial sincronizado que se produjo en el segundo trimestre del año. De hecho, el trimestre de julio a septiembre muestra un crecimiento positivo del 11,0% en comparación con el trimestre de abril a junio, que se había contraído un -14,2% en comparación con el primer trimestre del año, o un -2,9%, en términos intertrimestrales no ajustados.
Por otra parte, cabe mencionar que el Plan de Recuperación del Turismo Responsable que el Gobierno está impulsando junto con el sector privado sigue generando un impacto positivo. Ejemplo de ello es la significativa reducción del flujo de visitantes no residentes, que pasó de cambios de -100,0% en abril-junio (producto del confinamiento) y -77,1% en julio (tras la reapertura), a -62,1% en noviembre, un notable avance de 15,1 puntos porcentuales que implica, en términos comparativos, que el 37,9% del total de turistas ingresó al país en el mismo mes del año pasado.

Además, se prevé que el flujo de pasajeros mejore aún más en diciembre, alcanzando una participación relativa de alrededor del 50,0% del total de pasajeros que llegaron en diciembre de 2019, lo que refuerza la tendencia de recuperación de los vuelos a partir de la reanudación de los mismos en el segundo semestre del año. Para el período enero-noviembre de 2020, la llegada de visitantes no residentes a la República Dominicana fue de 2.056.856 turistas, y dentro de este total, 1.513.262 son extranjeros y 543.594 dominicanos no residentes.

La notable tendencia a la recuperación económica fue impulsada en gran medida por la aplicación de una política monetaria expansiva por parte del Banco Central, que puso a disposición de los intermediarios financieros una liquidez en moneda nacional de aproximadamente 190.000 millones de dólares australianos (más del 4% del PIB), lo que constituyó el mayor plan de estímulo de toda la región de América Central y el Caribe y benefició a unos 66.000 usuarios de créditos.

Al 24 de diciembre de 2020, el 77% de los recursos liberados se han canalizado a los sectores económicos, alcanzando la suma de 147.382 millones de dólares en desarrollo regional, de los cuales 69.270 millones de dólares en desarrollo regional se han desembolsado para el comercio y las PYME, 23. 664 millones de dólares de desarrollo regional a los hogares, RD$19, 045 millones al sector manufacturero, RD$12,566 millones a la construcción, RD$7,393 millones a la exportación, RD$5,824 millones al sector agropecuario y el monto restante de RD$9,619 se distribuyó entre sectores como salud, turismo, otros servicios sociales, educación e hipotecas.

Además, los diversos programas de apoyo que está llevando a cabo el Gobierno han contribuido de manera significativa, en particular el plan de recuperación del turismo, el programa de préstamos a los productores agrícolas a un tipo de interés del 0,0% y la puesta en marcha de importantes obras de infraestructura, así como otros proyectos de desarrollo estratégico, como puertos y carreteras, que se ejecutarán a través de la

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí