Boeing lanza el 787-10 ‘Dreamliner’ y recibe pedidos por 30,000 millones de dólares

0
306

Boeing ha afirmado que las primeras entregas de los aviones Dreamliners se harán en el 2018. PARÍS, Francia.  Boeing ha lanzado este martes la nueva versión de su avión estrella ‘Dreamliner’, el 787-10, en el Salón Aeronáutico de París, el tercer modelo de la familia 787, que ha logrado ya compromisos en firme para 102 aviones, valorados a precio de catálogo en 30.000 millones de dólares (22.396 millones de euros), por parte de cinco aerolíneas y firmas de ‘leasing’.

Concretamente, Air Lease Coporation ha encargado 30 aviones y GE Capital Aviation Services, la rama de financiación y ‘leasing’ de aviones comerciales de General Electric, ha pedido otros diez.

   Por su parte, Internacional Airlines Group (IAG) ha solicitado 12 unidades del 787-10 de Boeing –que destinará a British Airways (BA)–, pedido sujeto a la aprobación de los accionistas;  Singapore Airlines ha encargado otros 39 y United Airlines ha pedido 20 unidades. .

   En un comunicado, el fabricante estadounidense destacó que los pedidos, procedentes de clientes de Europa, Asia, América del Norte ofrecen una «base sólida» para el desarrollo y producción del último ‘Dreamliner’, después de que la primera versión se quedara en tierra por problemas con las baterías.

   El nuevo 787-10 tiene un alcance máximo de 7.000 millas náuticas (12.964 km), por lo que cubre más del 90% de las rutas de pasillo doble del mundo, con capacidad para entre 300 y 330 pasajeros, dependiendo de la configuración que elija la aerolínea, explicó el constructor.

   El presidente y consejero delegado de Boeing Commercial Airlines, Ray Conner, subrayó que el 787-10 es un 25% más eficiente que los actuales aviones de su tamaño y defendió que supera en más del 10% a «cualqiera que esté ofreciendo la competencia para el futuro».

 

Entregas en el 2018

 

   Boeing ya ha comenzado el diseño del 787-10, en el que participarán sus socios industriales, a lo largo del diseño del programa durante los próximos meses. El montaje final y la prueba de vuelo están previstos para 2017 y se estima que la primera entrega tenga lugar en 2018.

   «Nuestra inversión continuada en la familia 787 está bien fundada», dijo Conner, quien añadió que el diseño del programa permitirá cumplir con el incremento de la demanda y crear nuevas oportunidades para la compañía.

   El 787-10 compartirá la calificación de tipo no solo con el 787-8 y el 787-9, sino con el popular 777, proporcionando, según Boeing, «una mayor flexibilidad» adicional a la hora de programar vuelos y formar a las tripulaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí