Bolivia apuesta por la bioseguridad para reactivar su industria turística ✅

0
609

En 2020 recibió apenas el 25% de los visitantes que tuvo en 2019

Como consecuencia de la pandemia, Bolivia recibió en 2020 unos 300.000 visitantes internacionales, lo que significa sólo el 25% de los turistas que llegaron a ese país en 2019. Y desde noviembre pasado hasta hoy, sólo recuperó el 20% de su turismo interno. Por ello, el Gobierno decidió encarar un proceso de reactivación a través de tres ejes: capacitación, bioseguridad y segmentación, además de diversos incentivos a la demanda.

Según informó el Gobierno boliviano, el turismo en Bolivia, al igual que en el resto del mundo, sufrió un fuerte impacto como consecuencia de la pandemia del COVID-19. La viceministra de Turismo, Eliana Ampuero, confió a la agencia de noticias EFE que a lo largo de 2020 llegaron al país unos 300.000 turistas no residentes, lo que significa una caída del 75%, respecto a los 1,2 millones registrados en 2019.

Asimismo, la crisis institucional interna; la expansión de la segunda ola y las nuevas tensiones en Brasil y otros vecinos; y la crisis económica afectaron seriamente al turismo interno, que se recupera muy lentamente: desde noviembre pasado hasta marzo de 2021, la recuperación fue de apenas un 20%.

Eliana Ampuero, viceministra de Turismo de Bolivia

«Hemos tenido una disminución de más de un millón de visitantes, esto impacta en la generación de divisas, minimizando el ingreso de estos recursos económicos a Bolivia», dijo el funcionario.

Por ello, el Gobierno ha decidido emprender un proceso de reactivación del sector, basado en tres pilares que se desarrollarán simultáneamente, además de los ya anunciados incentivos a la demanda interna. Según Ampuero, en primer lugar, se está trabajando en la identificación de «segmentos de demanda emergente» extranjeros para promover destinos cuando las condiciones sanitarias lo permitan. En este sentido, un hito clave será esta Semana Santa, para la que se busca motivar la demanda interna.

Los otros dos pilares son la formación del sector para afrontar esta «nueva normalidad» y, ligado a ello, el tercero es la bioseguridad en toda la cadena turística. En este contexto, el Viceministro dijo que alrededor de 700 prestadores de servicios turísticos bolivianos (especialmente guías) han participado en capacitaciones sobre la aplicación de protocolos y normativas, para que puedan certificarse para ofrecer «turismo bioseguro».

Bolivia está capacitando a toda la cadena turística para ofrecer un «turismo bioseguro»

«Estamos abordando conjuntamente la reactivación del turismo basada en el desarrollo interno. Están presentes operadores turísticos legalmente constituidos, que se han certificado como prestadores de servicios turísticos bioseguros, y esto es un elemento fundamental», agregó.

Por su parte, el presidente de la Federación Boliviana de Guías de Turismo, Alan Huaman, explicó que sus representantes están tomando este curso virtual con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y que están aprendiendo sobre protocolos, identificación de lugares de atención médica, medidas a tomar al ingresar y salir de un destino turístico, botiquines de emergencia y seguridad en el transporte, entre otros puntos clave en el contexto actual.

Para Huamán, la situación de los guías de turismo en el país debido a la pandemia es crítica, ya que el 98% de los miembros de esta federación (al menos 600 profesionales) «se han quedado sin trabajo» y están buscando alternativas. «Hemos visto que en la cadena productiva se han visto afectados más de 380.000 empleos vinculados al turismo», destacó, y aseguró que llevan 13 meses en estas duras condiciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí