Llega la Cuaresma y, con ella, las sabrosas y tradicionales habichuelas con dulces

0
367

Santo Domingo. – Hoy es Miércoles de Ceniza. Es inicio de la Cuaresma, una época de reflexión y el tiempo litúrgico de conversión que marca la Iglesia católica para preparar a los cristianos para la gran fiesta de la Pascua. Indiscutiblemente son 40 días sagrados, y abstenerse de comer carne todos los viernes de Cuaresma forma parte de las normas católicas.

 

Ello obliga a que haya una tradición gastronómica que se ajuste a la temporada. Pescados, mariscos, bacalao, vegetales, huevos y otros alimentos que sustituyan la carne dominan la dieta de familias dominicanas que siguen al pie de la letra lo establecido por la Iglesia.

El postre no puede faltar, y las habichuelas con dulce se convierten en las reinas de Cuaresma en República Dominicana. Tanto es así que, guardando la distancia, son las que dan la dulce bienvenida a esta época cristiana.

Para hacerlo realidad hay entidades y marcas que se unen a la celebración de la temporada, agregando sabor a la tradición. Nestlé siempre lo hace. Con sus recetas de habichuela con dulce, sus promociones y orientaciones sobre la época contribuye a halagar el paladar de los dominicanos.

Alternativas
Los pescados son altamente consumidos en este tiempo, especialmente el bacalao que es el preferido en los tiempos de Cuaresma, aunque nada impide comerlo todo el año. Durante muchos años, el bacalao fue el protagonista de toda una cocina: la cuaresmal. 

Tradición llena el paladar de sabor
La Cuaresma es el tiempo litúrgico de conversión. Es tiempo de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir en bienestar.

Desde la Edad Media y hasta finales del siglo XIX, la Iglesia católica impuso normas de abstinencia estrictas. Este ayuno quedaba marcado especialmente por la prohibición de comer carne y sus derivados durante los viernes de Cuaresma, lo que contribuyó a crear numerosos platos ‘alternativos’ que se consumían durante este tiempo de vigilia.

De esta forma, la carne, los embutidos y los fiambres eran sustituidos por sabrosos guisos de pescado, legumbres y verduras. De esta manera es que cada pueblo asume la tradición e impone su sello particular a esta.

En República Dominicana, por ejemplo, la Cuaresma es una época propicia para el reinado de las habichuelas con dulce, un plato muy característico del país y que no existe en ninguna otra parte del mundo.

La tradición de consumirlas ha sido tal que hay quienes se han interesado en contribuir a mantenerla viva. Los ejecutivos de la marca Nestlé, a través de su producto leche Carnation, se han empeñado en patrocinar recetas y orientar sobre cómo se prepararan unas sabrosas habichuelas con dulce.

Desde el Miércoles de Ceniza, la marca le da la bienvenida a la Cuaresma con  sus habichuelas con dulce. Trazada la pauta, durante los 40 días, todos los viernes son un un sabroso pretexto para cocinar este postre que forma parte de la gastronomía típica. Esta práctica es acompañada de una tradición que implica compartir con vecinos este plato.

Nutrición
Su ingrediente principal son las habichuelas, consideradas como un alimento sumamente nutritivo. Son fuente de proteínas, bajas en grasa, ricas en fibra, vitaminas del complejo B, hierro, folato, potasio y magnesio. Cuando se acompañan de leche evaporada, su potencial aumenta, dado que esta  tiene calcio y vitaminas, que nutrientes indispensables para el fortalecimiento del sistema óseo a cualquier edad. Sumadas las especias (canela, clavo dulce, nuez moscada…), algo de sal y de azúcar, se obtiene la mezcla perfecta para degustarlas. 

UNA DELICIOSA RECETA
Ingredientes:
1 libra de habichuelas rojas blandas con una astilla de canela

2 latas de leche evaporada Carnation de 315 gramos

1 lata de leche condensada La Lechera de 405 gramos

1 lata de leche de coco

3 astillas de canela

8 clavos dulces

1/2 cucharadita de nuez moscada

1/2 taza de pasas

1 libra de batatas picadas en cuadritos pequeños

1 cucharada de vainilla

1/4 cucharadita de sal

Preparación:
Licue las habichuelas con su líquido. Cuélelas. Agregue la leche evaporada, leche de coco, vierta en una olla y lleve al fuego, luego incorpore la leche condensada, y las especias.

Cocine a fuego medio por 20 minutos, moviendo constantemente.

Pasado el tiempo agregue las batatas, las pasas, la sal y la vainilla, mezcle y continúe la cocción a fuego lento por 15 minutos más o hasta obtener la consistencia deseada.

Retire del fuego y sirva caliente o fría con galleticas de leche.

Cantidad de servicios: 8 a 10 porciones.

Tiempo de preparación: 1 hora. 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí