El Fondo MARENA y Medio Ambiente lanzan un proyecto para la conservación y difusión de la Rosa de Bayahibe, la flor nacional

0
139

El Fondo Nacional para el Medio Ambiente y los Recursos Naturales (Fondo MARENA) y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales pusieron en marcha el proyecto de conservación, educación y reconocimiento de la Pereskia quisqueyana, Rosa de Bayahíbe, la flor nacional en peligro de extinción de la República Dominicana.

El lanzamiento tuvo lugar en el vestíbulo del Ministerio de Medio Ambiente, presidido por el ministro Orlando Jorge Mera y la directora del Fondo MARENA, Judith Valdez.

Durante el acto, Jorge Mera felicitó la iniciativa del Fondo MARENA y al equipo de la instalación, señalando que con este proyecto, el Ministerio reforzará las medidas de cuidado de la flor nacional establecidas en la Ley 146-11.

La iniciativa pretende documentar y analizar científicamente las condiciones de reproducción de la Pereskia quisqueyana, e identificar y poner en marcha alternativas para la conservación y propagación de la especie a través de la participación ciudadana.

La prioridad del Presidente Luis Abinader es la protección del medio ambiente y la conservación de las especies existentes. Por ello, este proyecto se desarrolla bajo la dirección del Ministro Orlando Jorge Mera del Fondo MARENA bajo el liderazgo del Director Valdez y con el apoyo del Fondo de Biodiversidad del Caribe (CBF).

El proyecto también pretende educar a los estudiantes y a la población en general sobre la importancia de conservar la rosa de Bayahibe y crear un sentimiento de pertenencia a ella.

Cabe destacar que este proyecto está en consonancia con la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) 2030 en la Línea de Acción 4.1.1.11, que prevé la promoción de la educación ambiental y la participación de la población en la evaluación, protección y defensa del medio ambiente y la gestión sostenible de los recursos naturales. También está relacionado con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 15 sobre la vida de los ecosistemas terrestres para detener la pérdida de biodiversidad, ya que queremos preservar nuestra flor nacional.

El proyecto también cuenta con el apoyo del Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael María Moscoso (JBN) y del Jardín Botánico de Santiago.

Difusión de la flor nacional por todo el país
Como parte de este proyecto, se creará un vivero con capacidad para unas 4.000 plantas en el Jardín Botánico Nacional y se reforzará el banco de semillas para evitar la extinción de la flor nacional.

El proyecto también designará una zona en cada municipio donde se plantará la Pereskia quisqueyana en coordinación con los ayuntamientos, que deberán comprometerse a proteger esta zona, donde se colocará una placa con información básica sobre la flor nacional.

Además, se establecerá un acuerdo con la autoridad aeroportuaria para llevar a cabo la plantación en los principales aeropuertos del país, y se ofrecerá la posibilidad de donar 1.500 plantas a particulares e instituciones interesadas.

Los esfuerzos de este proyecto incluyen un acuerdo con el Centro Salesiano de Promoción y Formación de Pinar Quemado, Jarabacoa, que impactará a unos 20.000 estudiantes de la comunidad salesiana dominicana, así como a sus familias, que contribuirán a la siembra de esta especie en diferentes puntos del país.

Sobre Pereskia quisqueyana
La rosa de Bayahibe (Pereskia quisqueyana) fue descubierta en 1977 por el botánico estadounidense Henri Alain Liogier. Pertenece a la familia de los cactus (Cactaceae) y es uno de los pocos cactus con hojas. Fue nombrada flor nacional de la República Dominicana el 12 de julio de 2011.

La flor puede crecer hasta seis metros de altura y es originaria de la región de Bayahibe, donde está en peligro de extinción. Es uno de los pocos cactus que tienen hojas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí