El turismo esquivó la pandemia

0
126

La industria turística se vio obligada a reinventarse para lograr una de las recuperaciones más sorprendentes de la economía dominicana, con una cifra récord de 519.349 turistas en noviembre de este año, superando las cifras de noviembre de 2019, antes de la pandemia.

Es innegable que para conseguir estos resultados se ha trabajado mucho para que hoteles, bares y restaurantes se adapten a un mundo completamente cambiado con un turista más exigente y tecnológicamente formado cuya oferta va más allá del todo incluido y que está dispuesto a disfrutar de experiencias menos convencionales a mejores precios.

La industria turística dominicana ha reconocido a tiempo la importancia de sumarse a los esfuerzos del gobierno para lograr una alta tasa de vacunación que permita una apertura económica sostenible, y se ha centrado en exigir dos dosis de vacunación a sus empleados como una forma segura de atraer a los turistas amantes de la libertad que temen enfermarse.

Esta industria, que tuvo que renunciar a prácticamente toda su actividad económica y se tambaleó en abril, mayo, junio y julio de 2020, se dio cuenta a tiempo de que el turismo interno sería su único soporte, a pesar de las restricciones, y a partir de ese momento comenzó a reinventarse, adaptándose a los protocolos, a las limitaciones de tiempo y a un turista interno con menos recursos, pero que acabó siendo su tabla de salvación en medio de la crisis.

Los proyectos convencionales siguen teniendo el favor de los grandes inversionistas, pero los “Friendly” han tomado gran auge porque ofrecen oportunidades a pequeños inversionistas.

Lo mismo ocurrió en el turismo urbano, donde los hoteles, bares y restaurantes adoptaron nuevas formas de atraer a los clientes ofreciendo servicios más personalizados, experiencias más familiares e integrando la tecnología como la mejor opción de servicio en línea con los protocolos prescritos por Covid-19.

Reinventar o acumular pérdidas. Reinventarse o perder su posición en la región, ese era el dilema. Con las pruebas de PCR y la vigilancia de los trabajadores vulnerables, se pusieron en marcha mecanismos sanitarios preventivos para evitar el contagio durante la reactivación del sector.

El sector ha recuperado el ritmo y las previsiones para las próximas temporadas son realmente halagüeñas, aunque muchos de sus trabajadores, que llevan más de un año esperando desesperadamente su suspensión por la crisis, han buscado otra oportunidad de ingresos y no se han reintegrado, Esto según un reciente informe de Florentino Durán, corresponsal de Listín Diario en la Zona Este, en el que el presidente de la Asociación de Hoteles y Proyectos Turísticos del Este (Asodeste), Ernesto Veloz, señala que los empleados que salieron de los hoteles no han regresado y que actualmente hay unos 5. 000 vacantes.

Los periodistas de turismo dicen
El sector ha cambiado definitivamente, dice Salvador Batista, periodista especializado en turismo. Dice que la gente es mucho más cuidadosa con los turistas hoy en día porque la pandemia ha dejado un visitante más exigente y cauto.

Disponen de mecanismos digitales para denunciar si creen que un destino, hotel o restaurante es bueno o no. Esto ha puesto en aprietos a los complejos turísticos, explica Batista, señalando que los empresarios del sector turístico han tenido que invertir millones de dólares para evitar ser eclipsados por sus competidores.

El turismo ha dado un giro de 180 grados, señala el comunicador, principalmente por la forma en que la gente viaja.

Señala que para los viajes internacionales, muchos se han limitado a reservar directamente a través de plataformas digitales. Sostiene que la actividad de intermediación de las agencias de viajes ha disminuido considerablemente.

El periodista y productor del programa «Recorriendo con Salvador» señala que los destinos que buscan los visitantes ya no son los mismos, ya que muchos turistas se centran en destinos abiertos, sobre todo en los que ofrecen mucha naturaleza y playas, a diferencia de épocas anteriores en las que buscaban destinos culturales.

La privación de libertad ha cambiado la forma en que los turistas definen sus viajes. La periodista Naivi Frías, especializada en turismo, afirma que el sector ha cambiado en el sentido de que la gente valora el turismo experiencial como alternativa al turismo de masas con todo incluido o a los grandes viajes, y quiere hacer turismo en su propia zona. «No es una tendencia en la República Dominicana que la gente viaje a los pueblos, sino una tendencia global a conocer su propia zona.

Explica que, tras la pandemia, los turistas se inclinan más por los viajes experienciales en grupos pequeños y buscan alternativas más aventureras y orientadas a la comunidad. «Están pensando más en alojarse en villas, tiendas de campaña, Air BnBs y plataformas digitales de alquiler que ofrecen una variedad de opciones más allá del todo incluido», señala Frías.

Señala que entre los cambios que están surgiendo hay más herramientas que garantizan protocolos de higiene y ofrecen experiencias que no son masivas.

Sostiene que muchos hoteles anuncian el servicio de habitaciones gratuito para evitar aglomeraciones en los restaurantes como opción para los clientes que no quieren permanecer en el interior, por lo que también estamos viendo una mayor inversión en hacer más agradables los espacios abiertos.

Frías, quien produce y conduce el programa de radio «Párate Ahí Tours», señaló que los nuevos servicios de alojamiento ofrecidos a través de diferentes plataformas digitales causaron inicialmente preocupación por su impacto en los complejos hoteleros, y aunque éstos «tuvieron que extender sus garras» para mantener su supremacía, en realidad se observa que la oferta turística se ha diversificado, lo que finalmente atrae un mayor flujo de visitantes.

Señala que el reto actual de los hoteles es responder adecuada y eficazmente a las nuevas exigencias de los viajeros de hoy.

FIGURA

4,2 MILLONES DE EUROS
Visitantes.
A finales de noviembre, el Ministerio de Turismo contabilizó 4.263.259 visitantes en el país. Hasta ahora, el 73% de los visitantes extranjeros se había recuperado con respecto a 2019.

27%
Turismo familiar.
El turismo familiar supuso el 27% del turismo en noviembre de 2021, con una estancia media de 8 noches, principalmente en La Altagracia y El Gran Santo Domingo.

27%
Turismo de aventura.
Los aventureros representaron el 27%, con una estancia media de 9 noches, alojándose principalmente en hoteles, dijo Mitur.

FIGURA

Opinión de los expertos

Los cambios que ha provocado el sector hotelero son muchos, explica el empresario hotelero Joel Santos, ex presidente de la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana.

En los protocolos de trato con los turistas, en el uso de las habitaciones, en las normas para mantener las distancias, en los procedimientos de control y en las reservas, se intenta siempre evitar las aglomeraciones y ofrecer servicios más personalizados en todos los ámbitos. Destacó que se han revisado todos los procesos y se han integrado las ventajas de la tecnología para garantizar la higiene y la salud de los visitantes.

Señaló el creciente uso de plataformas en línea para los procesos de reserva. Santos dijo que el sector se enfrenta a un turista más atento al uso de las plataformas digitales, lo que obliga a diversificar la industria. «La gente ha descubierto una nueva forma de turismo que incluye no sólo el todo incluido, sino también el uso y alquiler de villas y pisos a través de plataformas online».

Santos cree que los cambios en la industria son una gran oportunidad para que el sector diversifique su oferta y logre un mayor flujo, haciendo el ciclo aún más grande.

Aumentan las inversiones de doble uso

Los proyectos inmobiliarios en el sector turístico se han diversificado cada vez más, y la pandemia ha hecho que un nuevo inversor, más local y con poca liquidez, encuentre oportunidades en proyectos residenciales con enfoque turístico, una tendencia creciente que está desafiando la oferta hotelera tradicional.

Los expertos inmobiliarios Juan Estévez y Eduardo Navarro, de la firma Mr. Home, informan de que la inversión en proyectos residenciales orientados al turismo se ha disparado en el país, especialmente en la zona este (Punta Cana),

Las Terrenas), y Jarabacoa, que son destinos con gran demanda de inversión.

También señalaron que actualmente hay muchos dominicanos que viven en el extranjero, así como pequeños inversores locales, que buscan proyectos innovadores de doble uso, es decir, que puedan utilizar para las vacaciones pero también alquilar a través de AirBNB, rentabilizando así su dinero.

En cuanto a los cambios que se han producido tras la pandemia, los expertos inmobiliarios apuntan a un fenómeno: muchas personas han decidido invertir en propiedades en zonas con gran demanda turística, como pisos u otros proyectos innovadores que cumplen una doble función: la ocupación por el propietario y el alquiler a través de Air BnB.

Añaden que otra tendencia actual son los proyectos diseñados como «condo-hoteles», a menudo operados por empresas hoteleras internacionales que buscan instalarse en el país.

«Tenemos grandes operadores hoteleros tratando de entrar al país con este modelo, y tenemos algunos proyectos que se han lanzado con este concepto», aseguraron Estévez y Navarro a LISTÍN DIARIO al ser consultados.

A la pregunta de cómo ha aumentado la demanda de proyectos con características de «Friendly y AirBnB» en el país tras la reactivación económica? Los expertos señalaron que el mercado ha crecido mucho debido a los dominicanos ausentes y a los pequeños inversores locales que han encontrado una mayor rentabilidad en el sector inmobiliario, a las ventajas competitivas que existen en el país con los bajos tipos de interés y a la calidad de los proyectos en los que se está trabajando.

«Todo esto ha permitido a la gente invertir en inmuebles para obtener una rentabilidad del 10, 11 o 12% anual», dicen.

Recientemente, el presidente de la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana, Rafael Blanco Tejera, dijo que hasta la fecha se han aprobado y están en ejecución varios proyectos en zonas turísticas por valor de unos 550 millones de dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí