Latinoamérica y El Caribe Más Unidos Que Nunca en la Defensa de las Ballenas

0
358

Montevideo. Uruguay fue sede de la novena reunión de los comisionados latinoamericanos del llamado Grupo  Buenos Aires (GBA), que se celebró en Montevideo y Punta del Este donde se abrió un espacio a la sociedad civil representada por organizaciones dedicadas a la investigación y conservación de cetáceos en Argentina, Chile, Costa Rica y Uruguay, así como a otras instituciones internacionales.

Más de 70 organizaciones de la sociedad civil se adhirieron a una carta entregada a las máximas autoridades que representan en la Comisión Ballenera Internacional (CBI) a los países de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá y República Dominicana y Uruguay.

En la carta se presentaron algunas de las máximas preocupaciones, relacionadas con potenciar las acciones para un Santuario en el Atlántico Sur (votación histórica en 2012); el actual juicio presentado por Australia ante la Corte Internacional de Justicia contra Japón y su caza “científica” de ballenas, y la decisión de Dinamarca/Groenlandia de continuar sus operaciones de cacería a pesar del rechazo de su cuota de captura de subsistencia aborigen.

Además, se destacó la importancia de una mayor participación de la sociedad civil en el GBA y que se consolide una coordinación permanente del grupo. Asimismo, consolidar una mayor participación en el comité científico.

Entre los mayores logros de esta reunión, los gobiernos se han comprometido a darle continuidad al GBA con una próxima reunión en Colombia, donde el gobierno uruguayo asumió el compromiso de presentar un plan de acción para fortalecer las estrategias de conservación de las ballenas y su hábitat.

Para ello, el gobierno de Colombia, mediante su representante Sandra Bessudo, directora de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional, se comprometió a auspiciar esta reunión para diciembre de 2013.

Como cierre de las reuniones del GBA, se realizó una salida al mar en Punta del Este, en busca de ballenas por la bahía de Maldonado, a bordo del catamarán Sea Warrior, junto a más de 15 periodistas y el alcalde de Punta del Este.

Luego se celebró una conferencia donde los representantes de Chile, Costa Rica y Brasil expusieron acerca de los Santuarios en sus aguas, cerrando con la presencia del director general de Turismo de la Intendencia de Maldonado y un brindis.

Durante este encuentro en Uruguay se ha logrado que el GBA comience a adoptar un carácter menos reactivo a problemas eventuales y más de grupo estructurado, para avanzar de manera permanente en la conservación de los cetáceos y en defensa de los intereses regionales de conservación en foros internacionales.

Rodrigo García, director de la OCC, manifestó que ésta ha sido una reunión memorable, “un antes y un después para el GBA, según expresaron muchos de los comisionados, y fue un orgullo haber sido anfitriones de la misma, en un trabajo mancomunado con el gobierno uruguayo”.

Este encuentro fue posible gracias al apoyo de la Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA) y su compromiso y confianza en los organizadores: el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay y la Organización para la Conservación de Cetáceos (OCC).

La Ballena Franca Austral llega a las costas uruguayas

Estudios realizados en las costas uruguayas, en los departamentos de Rocha y Maldonado, arrojaron como resultado un elevado porcentaje de presencia de ballenas francas. Las mismas pasan por territorio nacional, realizan su apareamiento y el amamantamiento de sus crías y enseñan supervivencia a los ballenatos.

La Ballena Franca hembra alcanza una longitud de 18 metros, y el macho hasta 15 metros. El período de gestación es de 12 meses: la cópula ocurre en aguas cálidas, viajan hacia aguas frías y retornan para tener su cría. La madre permanece con su cría por unos 18 meses. Pasados 24 meses, la ballena vuelve a aparearse.

La manera menos agresiva para observar las ballenas francas es desde tierra; con esta modalidad no se produce ningún impacto en su medio ambiente y se evita invadir su espacio.

Las costas uruguayas poseen puntos estratégicos de observación y miradores. Las mejores horas para la observación son las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde, cuando las aguas están calmas.

Este año, las ballenas adelantaron su llegada a Uruguay, ya que se las ha observado desde el mes de julio.

Es un verdadero impacto verlas desde la costa (o embarcados), espectáculo que se disfruta hasta el mes de octubre, sobre todo en la zona de Punta del Este (Maldonado) y Rocha. Se calcula que llegan entre 50 y 70 ejemplares de ballena franca austral a las aguas uruguayas, aunque en la región existen alrededor de siete mil.{jcomments on}

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí