Más cambios ambientales y sociales a través de COVID-19 en el turismo

0
113

Frank Rainieri dice que el turismo clásico que existía antes de la pandemia y el futuro turismo son diferentes.

La pandemia de COVID 19 no sólo afecta al modo de vida de gran parte de la población mundial, sino que también provocará cambios en la elección de los destinos vacacionales, desde el tipo de alojamiento hasta las zonas turísticas.

El turismo clásico que existía antes de la aparición de la enfermedad y el futuro serán diferentes, y los aspectos medioambientales y sociales «jugarán un papel mucho más importante que las discotecas, los eventos de baile o las clases de merengue».

Así lo explicó el empresario turístico Frank Rainieri, quien señaló que otro de los cambios que experimentará el turismo dominicano por parte de los visitantes es la elección de destinos de baja densidad y altura.

«El turista ya no quiere hablar de grandes edificios en los que tiene que usar ascensores, quiere estar cerca de la naturaleza y con baja densidad, y nosotros tenemos la infraestructura para hacerlo, a diferencia de otros destinos», explicó Rainieri.

En este sentido, destacó que los destinos dominicanos son los que cuentan con mayor número de hoteles de baja densidad, destacando Samaná, Bayahibe y Punta Cana como parte de estas demarcaciones.

El ex presidente del Grupo Puntacana también citó las fluctuaciones en los flujos turísticos como uno de los cambios que experimentará la industria tras la pandemia, señalando que los países del sudeste asiático serán los más afectados, situación que podría beneficiar a la región de Centroamérica y el Caribe.

«Lo bueno de la República Dominicana y su industria turística es que estamos cambiando. Hemos conseguido adaptarnos. Cuando empecé era el mercado norteamericano y el desayuno incluido, de ahí pasamos al mercado europeo y cambiamos al ‘todo incluido'», dijo.

En cuanto a las perspectivas del turismo de ocio, el hotelero aseguró que el turismo dominicano en 2022 alcanzará las cifras de 2018 en cuanto a llegada de visitantes, el mejor año de esta actividad en el país.

«Las perspectivas del turismo en los próximos meses son excepcionales, el deseo de viajar de la gente ha aumentado enormemente. En otras palabras, el turismo no será cíclico. La gente está mucho más ansiosa ahora que han tenido que cerrar al restringirse sus opciones de viaje», dijo.

En las encuestas realizadas en los últimos 12 meses, una de las primeras cosas que los encuestados dijeron que querían hacer era viajar.

Frank Rainieri, en su intervención en el panel «Perspectivas económicas de América Latina y el Caribe», celebrado en el marco de la reunión regional «Desafíos económicos y geopolíticos en América Latina y el Caribe», afirmó que los países de la región deben trabajar juntos para impulsar el turismo.

Añadió que los países de la región que compiten en el ámbito del turismo deben dejar de verse como competidores y lanzarse juntos a captar los mercados emisores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí