Aumento de impuesto por entrada y salida a República Dominicana sería un duro golpe para el turismo

El turismo es la principal fuente de la economía dominicana, con aportes por más de 5,3 millones de dólares al año.

Santo Domino. El incremento del impuesto de entrada y salida por los aeropuertos de 20 dólares a 30 dólares, como ha propuesto en un proyecto de ley la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) al Poder Ejecutivo, sería un duro golpe para el turismo de la República Dominicana, que este año todavía se mantiene en números rojos.

-Publicidad-

 

Esa propuesta ha caído como un balde de agua fría sobre los representantes del sector turísticoaeroportuario del país, que consideran que su aplicación implicará un aumento de los elevados costos que pesan sobre los pasajes aéreos, debido a que tienen una elevada carga impositiva, lo cual los coloca en desventaja respecto de otros países de la región.
Aunque la propuesta de motivación habla de eliminar el impuesto de 10 dólares de tarjeta de turista, para unificarlo con los 20 dólares del impuesto de salida en el caso de los extranjeros, el borrador del proyecto de ley sólo se limita a plantear el nuevo gravamen de 30 dólares sin hacer otras especificaciones.
“Se crea un impuesto por concepto de salida del territorio de la República Dominicana, a ser pagado por todas las personas que salgan del territorio nacional por cualquier medio de transporte legalmente establecido y habilitado”, indica el artículo 1 del anteproyecto de ley. Agrega que la administración de este gravamen estará a cargo de la DGII.
En la actualidad los ciudadanos que entran y salen del país tienen que pagar de la siguiente manera: Los extranjeros pagan una tarjeta de turista de 10 dólares al entrar y un impuesto de salida de 20 dólares al salir, para un total de 30 dólares. En tanto que los dominicanos sólo pagan el impuesto de 20 dólares de salida y están exentos a la entrada.
La motivación de este nuevo gravamen sería unificar el impuesto en 30 dólares de salida para los extranjeros, eliminando la tarjeta de turista y aumentando de 20 dólares a 30 dólares el de salida de los dominicanos.
Pero el anteproyecto de ley, que consta de siete artículos, en ningún caso plantea la sustitución del impuesto de la tarjeta de turista de 10 dólares de entrada por el nuevo gravamen, redondeado en 30 dólares, que actualmente es de 20 dólares por la salida. Tampoco especifica que se trata de un aumento del impuesto de salida actual de 20 a 30 dólares, por lo que de no hacerse la aclaración al momento de su conocimiento en el Congreso Nacional, el gravamen podría ser acogido como algo adicional que sumaría 50 dólares.
El artículo 2 del anteproyecto dice: “El monto del impuesto establecido en el artículo anterior será el equivalente en pesos dominicanos a la suma de referencia de treinta dólares estadounidenses”.
En este momento, el impuesto de salida de nacionales y extranjeros desde aeropuertos y puertos del país representa ingresos anuales por alrededor de RD$2,650 millones, lo que indica que podría llegar a RD$4,000 millones de aprobarse el nuevo aumento.

Podría interesarte  Cartera de créditos del sistema financiero dominicano experimentó crecimiento interanual de 14.6% en junio

Carga impositiva

El gravamen vendría a engrosar aún más los impuestos que pesan sobre los boletos aéreos vendidos en territorio nacional, de cuyo valor total, actualmente entre 40% y 45% son para el fisco.
El borrador del proyecto fue remitido por el titular de la DGII, Guarocuya Félix, para su conocimiento, a la Consultoría Jurídica del Poder Ejecutivo y a la Junta de Aviación Civil (JAD) el 27 de mayo.
Los boletos aéreos comprados en el país establecen tasas e impuestos que son destinados a diversas áreas. Una parte va para el Ministerio de Turismo, otra para sustentar las operaciones del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria (CESA), también hay una proporción para el Instituto Dominicano de Aviación Civily el Departamento Aeroportuario y la mayor proporción corresponde a las recaudaciones fiscales. Además del gravamen de salida, los boletos aéreos están gravados con 18% del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS).
Entre los argumentos de la DGII para proponer el aumento del impuesto de salida y la sustitución del costo de la tarjeta de turismo, se indica que ésta última ha presentado inconvenientes en cuanto a su control, administración y fluidez en el proceso de obtención.
Agrega que las mejoras que se han establecido para eficientizar el proceso no han sido suficientes, además de que, el hecho de que en adición al cobro de la tarjeta de turismo exista una contribución de salida de pasajeros, crea una condición que “restringe el principio de eficiencia y fluidez que debe existir en todo sistema tributario”.
Por esas razones, y ante el hecho de que ha habido problemas de cúmulo de pasajeros en las terminales aeroportuarias y marítimas, se ha identificado la necesidad de unificar ambos tributos que afectan la salida y la entrada de los pasajeros en un sólo impuesto “a ser satisfecho mediante un mecanismo de percepción que elimine el pago directo por parte de los pasajeros.

Podría interesarte  Estudio de impacto ambiental determina Aeropuerto de Cabo Rojo es viable

Efectos negativos

Consultados sobre la posibilidad de que se establezca este nuevo aumento al impuesto de salida, representantes de empresas ligadas al sector turístico y aeroportuario han expresado que provocará no solo un incremento de costos en los boletos aéreos, sino también en los precios de los paquetes turísticos que adquieren los visitantes interesados en venir al país.
“Eso contraviene el objetivo del presidente Danilo Medina de aumentar la llegada de turistas a 10 millones de visitantes en los próximos años”, dijo un directivo del sector aeroportuario, según publica el periódico El Caribe.
En el caso de los paquetes turísticos, los costos serían superiores a los 10 dólares que se estima que aumentaría, ya que los turoperadores incluirían esa carga y podrían establecerse montos superiores como redondeo. La propuesta de la Dirección de Impuestos Internos está bajo estudio, pero desde el sector aeroportuario se teme que sea sometida al Congreso, ya que el documento está en la Consultoría Jurídica del Poder Ejecutivo.

La salida de dominicanos y extranjeros es elevada

El año pasado se registraron salidas por la vía aérea de 5 millones 131 mil 138 ciudadanos, de los cuales había 754 mil 640 dominicanos no residentes y 3 millones 914 mil 282 extranjeros no residentes. En tanto que 417 mil 613 dominicanos residentes salieron por los aeropuertos del país, así como 45 mil 639 extranjeros residentes.

Los dominicanos que salen del país sólo pagan 20 dólares, pero con la nueva legislación pagarían 30 dólares. En tanto que los extranjeros, que pagan 10 dólares de entrada y 20 dólares de salida, pagarían 30 dólares de salida y no tendrían que pagar por la tarjeta de turista para la entrada.El impuesto no aplicaría a diplomáticos, extranjeros de países con convenios de exclusión y tripulaciones aéreas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí