OMT, UNESCO y UNODC lanzan una campaña para fomentar el turismo responsable

0
306

El turismo mundial registró más de mil millones de turistas el pasado año y se espera un mayor crecimiento en el 2014.Berlín. La Organización Mundial de Turismo (OMT), junto a la Oficina de Naciones Unidas para las Drogas y el Crimen (UNODC) y la UNESCO, ha presentado en el marco de la Feria Internacional de Turismo (ITB) de Berlín una campaña para fomentar los viajes responsables bajo el lema «Tus acciones cuentan».

La iniciativa busca sensibilizar a los viajeros sobre el peligro de verse involucrados en actividades ilícitas de modo inconsciente, mientras se encuentran en otros países, y pretende especialmente concienciar sobre el tráfico de seres humanos, animales, drogas y obras de arte, así como sobre el contrabando que se produce cada año durante los desplazamientos vacacionales de millones de personas.

El secretario general de la OMT, Taleb Rifai, alertó durante su alocución sobre el peligro que corren los turistas, sobre todo en los países en riesgo, «de involucrarse en actividades ilícitas sin saberlo».

Rifai recordó que la industria del turismo generó el año pasado mil millones de viajeros internacionales, una cifra que se espera que siga aumentando hasta alcanzar los mil ochocientos millones en 2030.

En ese contexto, recalcó el impacto positivo que el turismo global tiene en la vida de las personas, mediante la creación, por ejemplo, de empleos, pero alertó también de su lado oscuro, frente al que los viajeros deben asumir su «deber y responsabilidad».

Entre esos aspectos negativos señaló la explotación de seres humanos, especialmente de niños, que se produce en los países menos desarrollados.

Sin embargo, Taleb se mostró confiado en el poder de concienciación de los ciudadanos: «si un billón de personas dicen no, podemos cambiar el mundo», incidió.

Insistió así en la necesidad de ser «viajeros responsables», en un momento en el que el turismo, según declaró, ha pasado de ser «una necesidad humana a un derecho».

En términos parecidos se expresó la directora general de la UNESCO, Irina Bokova,  quien incidió en que la campaña presentada hoy no trata «sólo sobre turismo, sino globalmente sobre ciudadanía».

Bokova destacó como ejemplo el tráfico de obras de arte cómo uno de los crímenes «más peligrosos del mundo», ya que roba a muchas naciones gran parte de su historia y de su herencia cultural.

«Algunos países de África han perdido hasta el 95 por ciento de su herencia debido al tráfico», apuntó.

Bokova advirtió de que la campaña no está pensada contra aquellos que «encuentran por casualidad» una pieza y la venden, sino contra las mafias que utilizan el tráfico de arte para financiar sus actividades, entre las que se cuenta «el terrorismo». «El turismo puede ser una bendición, pero no debe ser una maldición» razonó la directora general de la UNESCO.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí