Periódico español afirma que la seguridad sanitaria es clave para la recuperación del turismo en la RD

0
328

La República Dominicana se ha convertido en un referente del ocio turístico en el Caribe y la clave es la seguridad sanitaria que tiene.

Así lo afirma el diario español El País en un detallado reportaje en el que dice: «Las playas que se llevarán la palma serán aquellas que hayan sido aderezadas con un buen chapuzón de seguridad sanitaria», como es el caso de la República Dominicana.

Cita la declaración de un turista alemán: «Esto es un paraíso y parece que no hay pandemia».

Dice que una de las razones que han convertido al país en un referente de la recuperación es la demanda del mercado norteamericano.

Dice que a finales de mayo, el país ya tenía un 10% más de reservas de viajeros estadounidenses para julio que en el mismo momento de 2019, antes de Covid-19.

«Con estos ingredientes, el país caribeño se ha convertido en una especie de espejo en el que todo el mundo (a ambos lados del Atlántico) se mira por el repunte de la industria», señala.

Señala que en Las Terrenas, en la península de Samaná, al noreste del país, una docena de turistas ya se están cociendo al sol a las nueve de la mañana.

Y que otros, mientras tanto, están desayunando en el bar de la playa del Hotel Bahía Príncipe Grand El Portillo.

Entre las medidas adoptadas para fomentar el turismo, el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, destaca una: «Todos los empleados de los hoteles han sido vacunados para garantizar la seguridad del sector. Cuando el turismo avanza, avanzamos todos, porque muchas familias viven de esta actividad.

Abinader también subraya que la recuperación ya no es sólo una previsión, sino una realidad: «A finales de 2021, tendremos cifras [de llegadas y gasto] similares a las de antes de la crisis de Covid.»

Destaca que el ministro de Turismo, David Collado, está analizando las cifras y poniéndolas en contexto, sobre todo por la importancia del sector de los viajes para el país, al que aporta el 22% del PIB, si se suman los efectos directos e indirectos.

«Para nosotros, el turismo no es un lujo, es el pilar de nuestra economía. Es una buena noticia que las reservas para julio sean ya históricas, sobre todo en el mercado estadounidense», dijo Collado.

Según el banco estatal Banreservas, el aumento para julio alcanzará el 20%. «Las reservas internacionales para la región de Punta Cana-Bávaro ya están superando las cifras del año pasado en un 37%», explica Samuel Pereyra, director general del banco.

El País asegura que las cadenas hoteleras presentes en la República Dominicana son optimistas, pues muchas de ellas ya tienen altas reservas para el segundo semestre del año.

Cita el caso de Bahía Príncipe, que hasta junio tuvo más turistas de Estados Unidos (un 25% más) que en el mismo periodo de 2019, un repunte que aumentará en la segunda parte del año. «Con lo que se ha vendido hasta ahora, ya supera el 50%», explica Encarna Piñero, directora general del Grupo Piñero.

Según las zonas, destaca Punta Cana, que está al máximo de ocupación permitido por la pandemia para este invierno.

En una situación similar en la zona se encuentra el hotelero estadounidense Apple Leisure Group (ALG). En todo el Caribe, la compañía vio un aumento del 40,45% en las reservas entre el 14 de marzo y el 23 de mayo en comparación con las mismas fechas de 2019. En su caso, el tirón también se explica por el mercado estadounidense y la vacunación. Alejandro Reynal, director general de ALG, espera que este efecto dominó se repita en todo el mundo.

«No hay duda de que el viento sopla a nuestro favor. Sin embargo, el gobierno dominicano mantiene la cautela, porque todavía puede haber una emergencia sanitaria», dice.

Recuerda que el Gobierno de la República Dominicana ha puesto en marcha un paquete de ayudas al turismo, que incluye la mejora de las instalaciones de playa (10 millones de dólares, unos 8,4 millones de euros al cambio actual), medidas para combatir el sargazo con el sector privado (12 millones de dólares), la regeneración de las playas con el Banco Interamericano de Inversiones (70 millones de dólares) y la rehabilitación de los bienes culturales (90 millones de dólares).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí