Pilotos afirman es más fácil volar al exterior, que volar dentro del país

0
344

Santo Domingo. La Asociación Nacional de Pilotos considera que las condiciones están dadas para que los turistas que visitan el país puedan conocerlo por vía aérea, a través de vuelos privados, lo cual detiene el desarrollo de estas empresas es la ausencia de un protocolo y políticas claras que permitan que los vuelos locales se hagan con las menores trabas posibles.

“Hay una oportunidad de que los polos turísticos se desarrollen por medio de la aviación. Que los turistas que están llegando por grandes jets a destinos playeros no se queden secuestrados allí, y que otros que quieren venir a conocer nuestro país, puedan pulular por el territorio, y se lleven una grata impresión. Estamos maduros para hacer esto”, declaró el miembro de la Asociación Nacional de Pilotos, Douglas Bournigal, durante una entrevista en el periódico Diario Libre, en la que también estuvieron los miembros delAeroclub Quisqueya, Fernando Núñez y Jean Pierre Oquet.

 

Bournigal indicó que en el país existen unas 22 infraestructuras aeroportuarias, más de 200 pilotos calificados, unos 80 helicópteros, y más de un centenar de aviones privados. El piloto recordó que “el fenómeno de Punta Cana tuvo como motor principal una ‘pistica’ de grama metida entre arbustos, y nadie podía pensar que podía ser lo que es ahora. Así tenemos otros puntos en el país, como Constanza, Montecristi, Barahona, Samaná, Cabo Rojo”, dijo.

Sin embargo, cuenta Jean Pierre Oquet, la realidad es que los vuelos locales sufren la burocracia dominicana que frena el desarrollo. “Pese a que tenemos una localización geográfica privilegiada, nosotros, con la actitud de nuestras autoridades no fomentamos que nos visiten”, se lamenta Oquet, quien llama la atención que desde el aterrizaje, los turistas sufren la ausencia de un protocolo impuesto por las autoridades.

“Una aeronave que llega a la República Dominicana es recibida en la rampa por un mínimo de siete u ocho personas que no están uniformadas, ni identificadas. Eso crea pánico al turista”, Oquet aclara que son miembros de las autoridades.

 “Pero salvo los miembros de la Dirección de Migración que utilizan sus uniforme constantemente, a ti se te aproximan a tu avión personas no uniformadas sin identificación visible, y no sabes si vienen a asaltarte o a qué. Eso no se usa en otros países”.

Sostiene que esas quejan se la han planteado pilotos extranjeros que hacen vuelos privados al país, y que no se encuentran con esta circunstancia de manera habitual. “Me dicen: ustedes lo tienen todo, pero no lo saben explotar”.

Señala que en Bahamas se hacen decenas de miles de vuelos al año, mientras que en la República Dominicana, que tiene más destinos, apenas unos cientos.

La Asociación de Pilotos reconoce que los actores estatales y la empresa Aeropuertos Dominicanos (Aerodom) han comenzado a trabajar en esa dirección.

En ese sentido, Fernando Núñez alerta que para despegar, los pilotos sufren trabas para entrar a sus aviones: “Con un plan de vuelo autorizado, cuando se llega al destino, la pista de aterrizaje tiene obstáculos, porque las autoridades no informaron el vuelo. Luego están la ausencia de criterios claros, que tú puedas decir estas son las reglas, y con ellas puedo trazar mis planes; el otro problema es el cambio de autoridades, ahora comenzamos a conversar con el CESAC, pero cuando cambian a una persona, hay que comenzar de nuevo. En definitiva, es más difícil hacer vuelos locales de Punta Cana a Santiago, que viajar hacia Estados Unidos”, expresa el piloto.

El Higüero

Entre los problemas que la Asociación Nacional de Pilotos plantea está el  del aeropuerto Joaquín Balaguer, mejor conocido El Higüero.

 Fernando Núñez expresa que es “una república aparte”, por la manera en que es dirigido. Núñez señala que ha tenido quejas de pilotos extranjeros que han sufrido para entrar a sus aeronaves. “Recientemente, un piloto me dijo que debió esperar tres horas para él entrar al avión que iba a entrar”.

Douglas Bournigal amplía que “El Higüero es un aeropuerto particular, y resulta que es el aeropuerto de Santo Domingo, donde la aviación local tiene que hacer su vida y desarrollo. Sin embargo estamos cautivos ahí desde que (el aeropuerto de) Herrera cerró. Estamos sentados con Aerodom constantemente y con el CESAC, estableciendo diálogos, y buscando soluciones”, dice Bournigal. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí