Se instala la primera planta de procesamiento de sargazo en la República Dominicana

0
209

Algea Nova, empresa dedicada a la aplicación de tecnologías marinas para combatir la invasión de sargazo, ha construido la primera planta polivalente de procesamiento, utilización y mejora de sargazo del país.

La planta polivalente es capaz de convertir el sargazo en un abono orgánico de alta calidad que reacondiciona los suelos agrícolas y estimula el crecimiento de las plantas, sustituyendo los productos petroquímicos y reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera.

La empresa también produce platos desechables y compostables que sustituyen al plástico y la espuma, y biogás que se utiliza para generar electricidad y sustituir a los hidrocarburos.

Manolo Despradel, director general de Algea Nova, asegura que «el mar tiene un potencial inexplorado y abre un horizonte para la aparición de un nuevo sector industrial en torno a la explotación y valorización del sargazo que llega a las costas de nuestro país, en estricto cumplimiento de los tratados medioambientales».

Desde 2011, se ha producido un notable aumento de la acumulación de sargazo en las costas del Caribe y el Golfo de México, debido en parte al calentamiento global, la deforestación y el uso excesivo de fertilizantes químicos, una combinación perfecta para el crecimiento de esta alga.

«Cuando se descompone en la playa, el sargazo produce un olor nauseabundo que puede causar alergias y problemas respiratorios a quienes entran en contacto con él, por no hablar de los daños que causa a los distintos ecosistemas costeros, por lo que es tan importante evitar que llegue a las playas», señaló Despradel.

Las tecnologías utilizadas por Algea Nova consisten en: instalar barreras flotantes para retener el sargazo en el mar; recoger el sargazo vivo y fresco detrás de las barreras para evitar que llegue a las playas. Tras la instalación de una barrera flotante, se acumula una gran cantidad de sargazo detrás de ella, que se retira con barcazas y se lleva a tierra donde se recicla. Por su primer prototipo de barcaza, AlgeaNova recibió el Premio de Tecnología Aplicada de la Oficina Nacional de la Propiedad Intelectual (ONAPI).

«Nuestro biocompost es el resultado de una alianza con la empresa canadiense de biotecnología ‘Grogenics’, apoyada por la Universidad de Montreal y la Fundación Punta Cana, que trabaja con nosotros para desarrollar el biocompost a partir del sargazo, que tiene un 60% de sargazo y se ha convertido en una herramienta de gran impacto social. Sin embargo, el objetivo más ambicioso es extraer el metano de la descomposición del sargazo y luego purificarlo para convertirlo en energía eléctrica», dice González.

Actualmente, las barcazas, plumas y tecnologías de AlgeaNova recogen miles y miles de metros cúbicos de sargazo de forma rápida, sencilla y sin impacto ambiental. «Nuestras plumas tienen ventajas inigualables: Su sistema de anclaje, su peso, su volumen, su facilidad de desmontaje en el mar, su almacenamiento en tierra y su instalación los convierten en un producto fiable y eficaz. Somos los únicos que podemos proponer desmontar y almacenar varios kilómetros de barrera con un pequeño equipo de técnicos, sólo tres o cuatro días antes de un huracán amenazante», concluyó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí