Valdez Albizu elogia el trabajo del gabinete de turismo dirigido por Abinader

0
186

El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, elogió el trabajo del Gabinete de Turismo, encabezado por el presidente de la República, Luis Abinader, en coordinación con el ministro de Turismo y en estrecha colaboración con el sector privado, que ha contribuido de manera significativa a la reactivación del sector y, por extensión, de toda la economía.

Señaló que «esto se ha traducido en un impulso en la llegada de pasajeros, que en julio de este año representó el 95% de los turistas que llegaron al país en el mismo mes de 2019, antes de la pandemia». En el acumulado de enero a julio de 2021, el número de pasajeros extranjeros aumentó un 61% en comparación con el mismo periodo de 2020.

También se tomaron medidas económicas que llevaron a la reactivación del aparato productivo nacional, de modo que se preservó el mayor número posible de puestos de trabajo y se protegió a los sectores más débiles.

Valdez Albizu instó al país a «mantener una visión optimista de la economía, con la confianza de que estamos en el camino correcto de la recuperación y de que el Gobierno y el Banco Central siguen haciendo todo lo posible para dar certidumbre a los actores privados en un entorno de sólidos fundamentos macroeconómicos».

Depósito del FMI

El Gobernador del Banco Central anunció que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha depositado una asignación de 457,56 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG), equivalentes a 649,05 millones de dólares (al tipo de cambio DEG-dólar del día, 1,4185), para apoyar las reservas internacionales del Banco Central.

Este depósito se basa en la decisión de la Junta de Gobernadores del FMI del 2 de agosto de este año de asignar 456.560 millones de DEG, equivalentes a unos 650.000 millones de dólares, a los países miembros de esta institución financiera multilateral. Se trata de la mayor asignación de DEG hasta la fecha en la historia de esta institución, con el objetivo de reforzar la posición económica exterior de los países firmantes en el contexto de la crisis económica mundial desencadenada por la pandemia del COVID-19.

Valdez Albizu subrayó que «los Derechos Especiales de Giro, según las normas del FMI, no son una moneda, sino un activo de reserva internacional y, como tal, no pueden utilizarse para saldar deudas soberanas ni para financiar el gasto público». En otras palabras, esta asignación de DEG está destinada únicamente a reforzar las reservas internacionales de los bancos centrales de los países miembros del Fondo».

Se espera que esta asignación de DEG no sólo aumente las reservas internacionales y fomente la confianza, sino que también contribuya a estabilizar el mercado de divisas y a reducir la transmisión de las fluctuaciones del tipo de cambio a la inflación en los países miembros del Fondo, especialmente en las economías de mercado emergentes.

Explicó que los principales factores detrás de esta decisión eran la posición externa más débil de muchos países, así como las mayores necesidades de financiación externa y las reservas internacionales más bajas de lo recomendado en muchos países de mercados emergentes y de bajos ingresos, resultantes del choque externo provocado por la COVID-19.

Los DEG se acreditaron a los países signatarios del FMI en proporción a sus cuotas. «En el caso de la República Dominicana, tenemos el 0,1% de la cuota total, por lo que recibimos 457,56 millones de DEG, unos 649,05 millones de dólares, como resultado de esta operación, con lo que las reservas internacionales brutas del país alcanzan el nivel histórico de 12.798,6 millones de dólares al 23 de agosto de 2021, lo que equivale al 14,6% de la cuota total. Esto equivale al 14,6% del Producto Interior Bruto (PIB) y cubre 7,4 meses de importaciones, superando los umbrales recomendados por el FMI del 10% del PIB y de tres meses de importaciones», dijo el gobernador.

Esta decisión del Directorio Ejecutivo del FMI complementa la acumulación de reservas de divisas que el BCRD ha logrado en los últimos 12 meses debido al buen comportamiento de las actividades generadoras de divisas como las remesas, las exportaciones de las zonas francas y la inversión extranjera directa.

El gobernador subrayó que «este aumento de las reservas no conduce a una expansión de la base monetaria interna, por lo que no son necesarias las medidas de esterilización monetaria y los costes cuasi-fiscales asociados». Dado que las reservas son un elemento clave del conjunto de instrumentos de política económica, su nivel adecuado aumenta la confianza en la moneda nacional, apoya la ejecución de la política monetaria, mejora la capacidad de gestionar las perturbaciones de la balanza de pagos y ayuda a hacer frente a las presiones en el mercado nacional de divisas».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí