El ecoturismo ofrece nuevas experiencias al turista criollo y extranjero.

Santo Domingo. El turismo interno fue una pieza importante en la recuperación de la industria turística dominicana en medio de la pandemia del covid-19. El ministro de Turismo, David Collado, lo ha reconocido en una intervención en la Cámara Americana de Comercio, donde expuso todo lo que se ha hecho para lograr la recuperación y hacia dónde se encamina el sector.

En ese encuentro con la cúpula empresarial, el ministro David Collado resaltó la creación de un comité de estrategia y trabajo que determinó la necesidad de incentivar el turismo interno en un momento en que el mundo estaba cerrado por la pandemia, el país no recibía turistas y se necesitaba reactivar la economía y avanzar para lograr la recuperación y creyeron en el turismo interno para motorizarlo. El turismo interno fue una especie de transfusión a un paciente grave.

-Publicidad-

Para poder mover la rueda del turismo, como lo ha dicho el funcionario, lanzaron una campaña de turismo interno con los bancos de Reservas y Popular Dominicano con un año de financiamiento sin intereses. Eso provocó una avalancha de personas hacia los grandes hoteles del país que tenían meses cerrados y con una enorme carga económica; pero también movió gente hacia los pequeños hoteles enclavados en los polos ecoturísticos y otras comunidades.

Cayo Levantado, en Samaná, es una zona turística muy atractiva.

Contrario a lo que pensaba la cúpula hotelera, el turismo interno comenzó a significar una franja importante para este sector, porque según ha revelo el propio Collado, el primer fin de semana de la campaña, los hoteles se abarrotaron por completo, y el turismo interno comenzó a significar un 40 y un 50 por ciento de las ocupaciones de los hoteles en los fines de semanas, y hoy en día representa entre un 15 y un 20 por ciento.

Podría interesarte  El turismo dominicano levanta vuelo

Esa ocupación hotelera, en medio de una pandemia, permitió también enviar una señal de confianza a todo el mundo, porque sirvió para demostrar que se podía ir a los hoteles dominicanos y disfrutar siguiendo los protocolos que habían establecido las autoridades. Todo esto, junto a las demás medidas, marcó el despegue de la recuperación del turismo dominicano, importante sector de la economía que cada año aporta más de US$6,500 millones al país y hoy se proyecta un cierre de año con estadísticas que podrían superar el 2019.

El Gabinete de Turismo, especialmente el Ministerio de Turismo, conjuntamente con los hoteleros dominicanos que integran la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores), así como los dueños de pequeños hoteles de montaña, deben seguir trabajando en una estrategia amplia de promoción del turismo interno, porque puede incrementar la ocupación en los grandes hoteles e impulsar las economías de las pequeñas comunidades.

Con una buena estrategia de promoción más personas saldrán hacia los hoteles, las montañas, hacia los pueblos a disfrutar de los recursos naturales como los ríos, los balnearios, lagos, la cultura, la gastronomía, el agroturismo y todo lo que ofrece República Dominicana, país que antes de la pandemia recibía 6,5 millones de turistas y cerró el 2021 con casi 5 millones de turistas extranjeros dando una clara señal de la recuperación del sector.

Quisiera ver una agresiva campaña de turismo interno en los periódicos, revistas, la radio y la televisión local, e Internet, vendiendo nuestras riquezas naturales, pero una parte de esa campaña también debe ir dirigida a la diáspora dominicana, especialmente en los países donde viven más dominicanos, para que se planifiquen y vengan a disfrutar de su país. Además, quizás sea tiempo de comenzar a combinar el todo incluido con experiencias fuera de los grandes hoteles.

Podría interesarte  Arajet y su impacto en el turismo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí