Alejandro Cambiaso y Rafael Paz, del Consejo de Competitividad, al firmar un convenio instittucional.

 

Santo Domingo. El turismo de salud aporta más de US$265 millones, unos RD$14,000 millones al año a la economía dominicana, e inicia el año 2020 con importantes retos para continuar desarrollándose en la República Dominicana.

Según el presidente de la Asociación Dominicana de Turismo de Salud (ADTS), doctor Alejandro Cambiaso, el 2019 fue clave para el turismo de salud, porque algunos centros lograron certificaciones internacionales y se lanzó el primer turoperador de salud dominicano en Madrid, España; lograron acuerdos con entidades financieras como el Banco Lafise para facilitar financiamientos para tratamientos médicos electivos hacia República Dominicana.

También lanzó el estudio diagnóstico del turismo de salud en República Dominicana y propuestas de estrategia de desarrollo y sello de calidad, y acordó trabajar con el Consejo Nacional de Competitividad, los ministerios de Salud y Turismo y la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores) en la regulación, incentivo y promoción del turismo médico dominicano.

Destacó que el pasado año fue de grandes avances, pero donde se presentaron grandes retos como la evidencia de intrusismo, centros de cirugía plástica no habilitados realizando procedimientos que se complicaron, infecciones asociadas a la atención médica, entre otros percances, lo que «nos llama a regular con más firmeza la actividad».

Acciones para este año

“Es momento de asumir un compromiso serio con reducir las infecciones asociadas a la atención médica, establecer y cumplir protocolos, fortalecer de las inspecciones y ser realmente vigilantes de la calidad y seguridad”, explica Cambiaso.

Explica que queda pendiente la formalización y puesta en marcha del consejo de turismo de salud, poner en práctica el sello de calidad, así como asegurar el logro de acreditaciones internacionales de centros de cirugía plástica y odontológica, las dos áreas donde nos visitan más pacientes internacionales.
Se requieren consecuencias más severas para el intrusismo, así como para centros de salud que operen sin estar habilitados, crear una verdadera cultura de calidad y seguridad que beneficie a pacientes locales y turistas.
A juicio de Cambiaso, se requiere el concurso de todas las entidades que tienen impacto directo en el turismo de salud con el fin de consolidar un producto de salud exportable que sea parte de la marca país, para lo cual trabajan con el Centro de Inversión y Exportación de la República Dominicana, los ministerios de Relaciones Exteriores, Turismo, Salud Pública y los centros de salud que han asumido el compromiso de la excelencia.
Para este año 2020 esperan que continúen acreditándose internacionalmente más centro de salud, acuerdos con entidades centroamericanas y del Caribe y lazos de colaboración aún más fuertes con las embajadas de Estados Unidos y Canadá, principales emisores de turistas para la República Dominicana.

Los aportes

Un estudio diagnóstico del turismo de salud en República Dominicana, de autoría de Lourdes Russa, detalla que el turismo de salud en República Dominicana en el 2018 generó ingresos promedio por US$265,132,500 (más de  RD$13,000 millones), según estimaciones e inferencias realizadas con la información primaria suministrada por los prestadores de servicios de salud y sociedades especializadas y en el año 2017 generó ingresos promedio por US$ 230,550,000.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here