Ecoturismo, una opción real de desarrollo para la República Dominicana

0
346

 El ecoturismo ofrece una gran oportunidad para continuar desarrollando el turismo dominicano, principal fuente de la economía.Santo Domingo.Los nombres de Jacqueline Boin y José Serulle Ramia evocan ruralidad, tradición, cultura, arte, frontera, ferias. Y es natural, pues esta pareja de economistas lleva 18 años organizando las Ferias de Ecoturismo y Producción a través de la Fundación Ciencia y Arte, entidad que fundaron y este 2014 cumple un cuarto de siglo.

Ambos recuerdan con perfecta claridad cuando se embarcaron en los eventos científicos que antecedieron a las ferias. Corría 1989 cuando organizaron el primer seminario y encuentro científico vinculado al desarrollo del país, combinado con jornadas culturales. Esta etapa se prolongó hasta 1997 cuando transformaron esas actividades en encuentros de montaña y ferias cuyo eje central ha sido el ecoturismo y la producción local.

Jarabacoa fue el génesis de un periplo que les ha llevado a lugares en donde sus poblaciones a veces desconocían cómo aprovechar las oportunidades que les brinda la naturaleza, riquezas que en muchos casos propiciaron que sus pobladores formularan proyectos con enfoques de desarrollo local, con el acompañamiento de la Fundación.

 

Ese fue el primer encuentro de montaña, a los que siguieron otros en Jacagua de Santiago y en Los Cacaos de San Cristóbal. En esta última comunidad uno de los líderes propuso que la Fundación promoviera la ruralidad, la vida campesina y sus riquezas naturales. “Ahí salió la idea de la feria”, recuerda Serulle Ramia, quien representa al país como embajador en Trinidad y Tobago.

Cada feria ha estado precedida de un diagnóstico que arroja información sobre el patrimonio natural, cultural, histórico y económico de la comunidad anfitriona para enseñarlo al país y al mundo y que la comunidad obtenga algún provecho económico mediante al ecoturismo, una actividad “que genera ingresos y empleos usando los recursos de la naturaleza de una manera racional, hace que no se agoten porque los cuida y los preserva, y usa los elementos culturales y la arquitectura”, precisa Boin, presidenta de la Fundación.

En ese tenor, sostiene que “las Ferias Ecoturísticas y de Producción crean en el seno del pueblo la conciencia de que puede desarrollarse”, y promueven el respeto recíproco y la creación de verdaderos lazos de solidaridad. En este punto, Serulle subraya que el ecoturismo “es una opción real de desarrollo local, que vincula las actividades productivas a la comunidad”.

El otro concepto de la feria es el de producción, puesto que la comunidad brinda a los visitantes su producción de bienes.

 

Primera Feria de Ciudad 


Los 25 años de la Fundación Ciencia y Arte han decidido celebrarlo con una actividad que trascienda lo nacional y también lo binacional, puesto que algunas ferias se han organizado en la frontera dominico-haitiana.

Desde hace dos años y medio vienen preparando la Primera Feria Mundial Ecoturística y de Producción, que realizarán en Santiago, del 18 al 26 de octubre, con el apoyo de la Asociación para el Desarrollo de Santiago (APEDI), la Cámara de Comercio y Producción, el ayuntamiento local y otras entidades, con el interés de colocar la segunda ciudad más importante del país en el mapa del turismo mundial.

La presidenta de la Fundación informa que es la primera vez que hacen una feria en una ciudad, pues las anteriores las realizaron en comunidades en las que prima la ruralidad, por lo que estiman que entre 40 mil y 60 mil personas visitarán la feria cada día.

Un área de 200 mil metros cuadrados del antiguo aeropuerto será utilizada para su montaje, que constará con pabellones construidos con horcones y varas techados de cana, un anfiteatro con capacidad para 40 mil personas y dos salones de conferencia que consistirán en enormes ranchos con capacidad para acoger a 600 personas cada uno.

Serulle Ramia informa que la alcaldía ha dispuesto que 120 empleados del cabildo se consagren al montaje de la feria. También reciben apoyo del Ministerio de Turismo y de la Dirección General de Cooperación Multilateral (Digecoom).

Entre las instituciones nacionales que han confirmado su participación están el Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA), la Dirección General de Desarrollo Fronterizo, la Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU) y la Federación de la Micro, Pequeña y Mediana empresa de Santiago.

En el ámbito internacional, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) tendrá un pabellón y auspiciará a siete expositores que vendrán de África del Sur, Belice, Jamaica, Guatemala, Trinidad y Tobago, Canadá, Estados Unidos y Suiza.

También han confirmado su asistencia la Asociación de Estados del Caribe, la Unión Europea, Senegal, Oceanía y Australia. Esperan la participación de unos 40 países.

 

Mesa de negocios, una novedad


 La Cámara de Comercio y Producción de Santiago, conjuntamente con el Centro de Exportación e Inversión (CEI-RD) y la Agencia para el Desarrollo Comercial Caribean Export mantendrán durante la feria una mesa de negocios que funcionará de 10 de la mañana a 4 de la tarde en el local de APEDI durante siete de los nueve días que durará el evento.

 

Tecnología 


El embajador Serulle informa que la mesa de negocios procurará que empresas nacionales e internacionales con interés en tecnología ambiental, energía renovable y otras áreas vinculadas al desarrollo sostenible, inicien relaciones comerciales.

“Trinidad y Tobago viene con una misión comercial. El ministro de Comercio, Industria, Inversión y Comunicaciones, Vasant Bharath, vendrá al acto inaugural, tendrá una conferencia al día siguiente y va a participar de esa misión”, precisa.

En ese escenario – indicalos ayuntamientos tendrán la oportunidad de presentar sus proyectos en procura de financiamiento. Cita que Santiago tiene 87 proyectos por un monto de 2,200 millones de dólares que no los puede realizar por falta de dinero.

Respecto a la inversión para la organización y montaje de la primera Feria Mundial de Ecoturismo de Producción, indica que como se concentran en solicitar colaboración en materiales y mano de obra, estiman que una actividad cuya organización requeriría entre 40 y RD$50 millones la están montando con una inversión líquida que no superará los seis millones de pesos. Fuente: Listín Diario/ Solange de la Cruz Matos

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí